Albañiles


A LA HORMIGONERA LE FALTA UN TORNILLO

Había unos albañiles que hacían obras. Tenían una hormigonera y una excavadora.
Llenaron la hormigonera con cemento y agua.
La hormigonera empezó a dar vueltas para mezclarlos.
De pronto notó algo en su interior.
Empezó a salpicar y manchó a la chica, luego al chico y al espantapájaros.
Al final apagó la máquina y se rieron todos.